La respuesta es muy clara: SÍ!

Todos nosotros lo hacemos en mayor o menor medida. Cuando tenemos una corazonada, cuando sabemos que algo ocurre en ese momento, sin tener ningún dato racional que nos lleve a ello. Cuando sentimos que lo que nos ocurre es verdad, tenemos la certeza de que está pasando, aún cuando no encontramos soporte racional. A eso le llamamos corazonada.

Somos lo que somos, porque nuestra mente es poderosa y confiamos en ella. Eso es normal y positivo, pero nos aleja de nuestra parte cognitiva.

¿Qué hacemos los que practicamos la consulta de registros akáshicos? simplemente hemos aprendido a controlar esa conexión. Es algo que muchos hemos hecho con anterioridad; pero de forma arbitraria y sin control. Cuando nos ejercitamos en la conexión con los registros akáshicos, a parte de entender mucho mejor nuestro entorno, conectamos con nuestra realidad más pura, más bella, más amorosa.

La formación es sencilla, requiere mucha práctica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: